¿Qué son los implantes zigomáticos?

La técnica del implante zigomático se emplea en los casos donde hay ausencia de hueso maxilar, ya sea debido a una perdida traumática de origen tumoral, o por una reabsorción avanzada por la pérdida antigua de todos los dientes del sector.

También puede ocurrir que el paciente, en los casos anteriormente citados, no quiera someterse a tratamientos de injertos óseos, o no quiera esperar más de un año a que los injertos óseos maduren para después colocarse los implantes. Esta técnica es también una alternativa a la elevación de la membrana del seno maxilar, Por último, permite al paciente disfrutar de dientes fijos provisionales inmediatamente después de la cirugía.

PIDE CITA

Nuestros trabajos

¿Tienes alguna pregunta? Llámanos

922 28 32 53

922 28 32 53

¿Tienes alguna pregunta?

Llámanos

Beneficios de los implantes dentales zigomáticos

Mejora la calidad de vida

Se ha comprobado que la rehabilitación por medio de implantes, en los pacientes sin dientes, mejora la calidad de vida de los mismos, en sus tres vertientes: funcional, psicológica y social.

Técnica mínimamente invasiva

Son técnicas mínimamente invasivas, que se pueden efectuar incluso en alguno de los casos  sin necesidad de abrir la encía.

Cirugía sin dolor

Cirugía sin dolor (cirugía guiada), además de rápidas, seguras y predecibles.

Materiales de alta calidad

En todas las cirugías para colocar implantes se utilizan materiales de altísima calidad.

Alta tasa de éxito

Muchos estudios científicos corroboran que la tasa de éxito está entre el 90% y el 95%.

Menor disconfort posquirúrgico

Está documentado que la utilización de técnicas de función inmediata incrementa la aceptación terapéutica y minimiza el disconfort posquirúrgico de los pacientes.

¿Cuándo se utilizan este tipo de implantes?

La técnica del implante zigomático se emplea en los casos de ausencia de hueso maxilar. Consiste en colocar 2 implantes zigomáticos, uno a cada lado del maxilar superior, anclados o “sujetos” en el hueso del pómulo, junto a 2-4 implantes convencionales en la porción anterior del maxilar.

Dr. José María Montesdeoca

Director médico

Más sobre los implantes dentales zigomáticos

¿En qué casos se utiliza?

La técnica del implante zigomático se emplea en los casos de ausencia de hueso maxilar. Consiste en colocar 2 implantes zigomáticos, uno a cada lado del maxilar superior, anclados o “sujetos” en el hueso del pómulo, junto a 2-4 implantes convencionales en la porción anterior del maxilar. En los casos en que se ha producido una reabsorción total del maxilar, también se puede instalar 2 implantes en cada hueso zigomático (zigoma cuádruple) y a las dos horas se le coloca una prótesis provisional fija.

La colocación de la prótesis definitiva

Unos meses después de la cirugía, al paciente se le podrá realizar la prótesis definitiva. Es una prótesis también fija, confeccionada a la medida del paciente y en la que se emplean materiales de mayor calidad proporcionando una mejor estética.

¿Cuánto dura la intervención?

La intervención se realiza en quirófano y bajo sedación consciente, el paciente está despierto en todo momento y supervisado por un médico anestesista;  en la mayoría de los casos la operación dura aproximadamente 2 horas. El paciente permanece ingresado en la clínica hasta que se le coloquen los dientes al cabo de dos horas.

Radiografía panorámica

Aportar una radiografía panorámica de la boca (ortopantomografía) y un TAC de zigoma (hasta la órbita) para la emisión de un diagnóstico adecuado.

Pruebas médicas complementarias

Realización de pruebas medicas complementarias en caso necesario. No se requieren pruebas diferentes a la que se hacen para colocarse implantes dentales  normales.

La hora de realización de la intervención

La intervención se realiza a primera hora de la mañana, en primer lugar porque el paciente tiene que venir en ayunas y en segundo lugar para que al laboratorio le de tiempo de terminar la prótesis provisional y pueda irse a su casa en ese mismo día.

Molestias tras la intervención

Durante los primeros días tras la operación, se puede tener alguna molestia o hinchazón en la cara, que desaparecerá con la medicación recetada por el cirujano en 2-3 días.

¿Aparecen hematomas después de la operación?

Puede aparecer también un ligero hematoma, que desaparecerá en breve.

¿Qué debes hacer en las primeras 24 horas?

Durante las primeras 24 horas se deberá tomar dieta blanda y fría, no enjuagarse la boca ni cepillarse los dientes y utilizar hielo envuelto en paños para aplicarlo sobre la cara.

El post-operatorio

A partir de las primeras 24 horas, se deberá enjuagarse la boca con agua y sal durante 10 días, así como tomarse la medicación que se le recete, tomar la dieta que se pueda tolerar, aplicar calor seco en la zona hinchada y una vez cepillados los dientes con normalidad, utilizar cualquier colutorio desinfectante.

¿Alguna pregunta?

Acepto la Política de privacidad

Contáctanos

Acepto la Política de privacidad