¿Cómo elegir un centro odontológico profesional y con la última tecnología en Canarias?

Elegir un centro odontológico profesional y con tecnología de última generación, no es tarea fácil. No es necesario indagar mucho, para saber cómo ha habido y, lamentablemente, siguen existiendo centros dentales que no practican una odontología honesta.  

Es por ello que desde el Blog CCD (Centros de Calidad Dental) Canarias, os queremos ayudar en esta elección. A través de CCD, que es, con el Dr. Walter Stumpf, una de las referencia y pioneros en los tratamientos implantológicos y periodontales en Tenerife. 

Tengo la encía roja e inflamada, ¿dónde puedo tratar los problemas de las encías en Tenerife?

¿Al cepillarte los dientes te sangran las encías? Si es así, no dejes de acudir al dentista lo antes posible. Es la primera señal de que padeces enfermedad de las encías o gingivitis.
En esta situación la encía pasa de tener un color rosado, que es el color normal, a tener un tono más rojizo. Esto se debe a la inflamación de la encía, que se hincha para combatir con la placa bacteriana de los dientes.

¿Qué debe haber estudiado un dentista?

En los últimos años ha habido un incremento del intrusismo profesional en el área de la odontología, por lo que cada vez son más los que ejercen la profesión sin estar autorizados para ello. Esto ha llevado a que muchos pacientes tengan experiencias negativas o consecuencias graves en su salud bucodental debido a tratamientos realizados por personas no cualificadas o con tecnología obsoleta.

Diferencia entre dientes rotos y astillados

Tanto un diente roto como uno astillado pueden tener consecuencias graves para la salud dental de la boca y llevar incluso hasta a la extracción de la pieza.Las causas de tener un diente astillado o roto pueden ser varias, pero generalmente se deben a un impacto que produce la pérdida de parte de la estructura dental, y hay síntomas que pueden ayudarnos a determinar si un diente está astillado

curva de stephan

La curva de Stephan y el PH de los dientes

En 1944 el doctor Stephan demostró en un experimento que justo después de comer el Ph de la boca desciende durante cinco minutos hasta los 5.5 puntos.Es un momento crítico. Por debajo de este límite se produce una desmineralización que daña el esmalte de los dientes. Sin embargo, gracias a la acción de la saliva el Ph vuelve a sus niveles de equilibrio entre 20 y 40 minutos más tarde.