Se acerca Halloween y cada año la celebración tiene más popularidad entre los niños, que se suman a celebrarlo con disfraces y con un buen atracón de chuches. Por eso, para que tanto padres como niños disfruten de este día tan divertido para ellos sin poner en riesgo su salud bucodental, queremos darles una serie de truquitos para evitar la temida caries infantil.

No todos los dulces son iguales

Hay dulces y dulces, y evidentemente unos son más dañinos para la salud oral que otros. Por ejemplo, los caramelos masticables no son nada recomendables, ya que además de contener una gran cantidad de azúcar, tienden a permanecer mucho tiempo en la boca y es muy probable que queden restos alojados en los dientes.

Por otro lado, tampoco recomendamos los caramelos ácidos, ya que éstos atacan el esmalte de los dientes y fomentan el deterioro de los mismos y, por tanto, la aparición de caries.

Lo ideal sería ofrecer a los peques dulces sin azúcar o chocolate puro, y ya si son caseros más que mejor, ya que la cantidad de azúcar se reducirá bastante en comparación con los dulces industriales.

Mejor comerlos de una vez

La mejor opción a la hora de comer chucherías es hacerlo de una vez. Primero, porque de esta forma evitamos que el azúcar esté presente durante mucho tiempo en la boca. Y, segundo, porque después de ingerirlos es indispensable cepillarlos bien para evitar que el azúcar alimente la placa bacteriana.

Extrema la higiene

Mantener una buena higiene bucal es súper importante durante todo el año, pero hay que extremarla en períodos festivos en los que aumenta el consumo de golosinas y dulces. Por eso, hay que asegurarse de que los más peques se cepillan correctamente los dientes después de cada comida y usan de forma adecuada el hilo dental.

Una visita a tiempo es una victoria

No hay nada más terrorífico que una caries. Por eso, es aconsejable hacer una visita al dentista después de épocas como ésta en la que se consumen más dulces. Así, podremos enseñarles buenos hábitos de higiene bucal y hacerles una revisión para asegurarnos de que todo está bien. Así que ya sabes, pide cita con nosotros llamando al 922 28 32 53, estaremos encantados de atenderte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *